Qué es un pediatra

Un médico de niños es lo que es un pediatra. La pediatría es la rama de la medicina que estudia las enfermedades infantiles y al niño sano.

La palabra proviene del griego “paidos” que significa niño, e “iatrea” cuyo significado es curación.

Desde la época del renacimiento, se comenzó a tener en cuenta como una especialidad aparte la atención a niños y se formó lo que es un pediatra hoy día.

¿Qué es un pediatra? Es la persona que se encarga del bienestar físico, emocional y mental de los niños desde su nacimiento hasta la mayoría de edad.

En algunos países como el nuestro esta mayoría de edad es a partir de los 18 años, pero en otros se alcanza cuando se cumple los 21 años.

¿Qué hacen los pediatras?

El objetivo de un pediatra es bajar el índice de mortandad en niños y recién nacidos. Es importante entender las diferentes etapas de la infancia, ya que según los intervalos de edades hay distintas denominaciones y maneras de aplicar los tratamientos.

A partir de los 0 a 6 días se considera recién nacido, de 7 a 29 días es neonato, de 1 a 12 meses es lactante menor, y de 1 a 2 años es lactante mayor. Al llegar a los 3 hasta 5 años está en la etapa preescolar, de 6 a 11 años es escolar, luego de 12 a 14 años está la pubertad y finalmente de 15 a 18 es un adolescente.

Lo que hacen los pediatras es más que atender las enfermedades, infecciones, daños, disfunciones orgánicas, condiciones congénitas o genéticas y enfermedades crónicas. Ellos se encargan del bienestar físico, emocional, y mental de los niños en conjunto con los padres.

Las tareas importantes que hacen los médicos pediatras son en cuanto a la prevención y detección temprana de problemas o retrasos en el desarrollo del niño, problemas de comportamiento, trastornos mentales o incapacidades funcionales.

Para conocer bien qué es un pediatra se debe entender que actúan con una especialidad colaborativa teniendo el contacto directo con otros especialistas de diferentes ramas de la medicina.

De esta forma, la atención es completa, integral y profesional en los pacientes infantiles.

Estudios de pediatría

Los estudios que tiene un pediatra abarcan la formación de relaciones personales, ya que aquí el alejamiento médico-paciente no existe. Para escoger al pediatra es necesario que haya una buena relación entre los padres y el médico que es un pediatra.

¿Qué estudios tiene un pediatra? Debe estudiar los primeros años de medicina y graduarse como médico general. Luego debe hacer la especialidad de pediatría que por lo general son 3 años más.

En la carrera de pediatría existen diferentes ramas en las que se pueden especializar los médicos como cardiología, hepatología, nefrología, endocrinología, entre otros.

Las especialidades en las que se divide la carrera que hacen los pediatras se efectúan según la naturaleza del proceso, la edad del paciente, procedimientos técnicos, la gravedad de la enfermedad, procesos sociales, sistemas, órganos o aparatos.

Entre los estudios que tiene un pediatra debe estar contemplado la capacidad de entender a los niños y comunicarse con ellos de una manera diferente. Es necesario que esa empatía y afinidad con los niños esté en cualquier médico pediatra.

A medida que avanza la ciencia, la pediatría ha tenido que evolucionar y cambiar para que los médicos pediatras se diversifiquen cada vez en más ámbitos.

Entre las estrategias que hacen los pediatras está trabajar con una población en crecimiento, incentivando el desarrollo y aprovechando la creatividad de los niños para que, en cierta forma, sea una profesión muy divertida.

Una ventaja que tiene trabajar con niños es que, en comparación con otras especialidades, existe la menor probabilidad de tener enfermos crónicos.

La atención integral al niño les permite desarrollar sus capacidades, ya que aquel que es un pediatra aplica medicina preventiva y curativa.

El pediatra ayuda a padres y niños

La gratificación de ayudar y hacer el bien a los familiares y niños para que alcancen su potencial de la mejor manera es una de las tantas cosas que un pediatra puede sentir en su ámbito laboral.

Comprender realmente que es un pediatra conlleva saber que trabajan con los diferentes tipos de padres y madres.

No es fácil aceptar que algo le puede pasar a un hijo, por lo que el especialista en pediatría debe tener el tacto y la paciencia para que siempre sea bien entendido.

Muchas veces las creencias populares y remedios caseros que pasan de generación en generación son las causas de enfermedades o malestares que con un poco de sentido común pueden mejorar en los niños afectados.

Tampoco es lo mismo cuando el paciente que es un niño no sana y llega a morir, puede repercutir de manera más fuerte a aquel que es un pediatra que si se está en otra área de la medicina.

Por esa razón aquella persona que es un pediatra debe tener la capacidad de poder ganarse la confianza de los padres o representantes legales al ser muy cuidadoso y paciente con cada uno de ellos.

Otra cualidad de la que deberían tener los pediatras es un sentido común y una humanidad complementaria. Siempre es recomendable tener una gran capacidad de escucha y la capacidad de analizar el comportamiento social, sobre todo de los niños que muchas veces no saben expresar su malestar con palabras.

Sobre los adolescentes es necesario que sean muy prudentes y sepan mantener la comunicación para que se sientan bien con su cuerpo y su sexualidad. Así permiten al médico atenderlos sin complejos ni incomodidades por parte del joven o del médico.

Deja un comentario